Palma se mantiene como mercado residencial alcista

La capital balear significó el 31,5% de las transacciones de vivienda de segunda mano de la comunidad en el primer semestre de este año, según datos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA), unas 500 operaciones menos que en el mismo periodo de 2022.

No obstante, Palma tiene un mercado residencial muy regular ya sea por compradores nacionales o extranjeros (suponen el 34,3% de las adquisiciones). Los futuros propietarios valoran su clima, playas, la calidad de vida o el lujo que también atrae a la élite a visitar la isla cada año (es el destino vacacional de la familia real española). En este sentido, cabe destacar que Baleares junto con las provincias de Madrid, Barcelona y Málaga aglutinan el 70% de las viviendas prime, cuyos precios sobrepasan el millón de euros, según Idealista.

La capital también tiene atractivo para los inversores inmobiliarios interesados en el alquiler ya que se pueden obtener rendimientos de aproximadamente el 4,3%, más bajo que en otras ciudades debido a los altos precios de compra, pero con la garantía de tratarse de un mercado estable.

El precio de la vivienda en Palma se sitúa en 3.917 euros por metro cuadrado, de acuerdo con los datos de octubre, el máximo histórico alcanzado según el portal inmobiliario. Este precio es un 15,3% más elevado que el de hace un año y es que buena parte de sus barrios también han registrado evoluciones de doble dígito. Según las estadísticas del MITMA el precio de la vivienda en Palma está en torno a un 70% por encima de los valores mínimos registrados en 2014.  

Barrio de Santa Catalina, la mayor oferta residencial

Este área es el principal núcleo urbano de la ciudad, la que aglutina la mayor oferta de vivienda en venta. Se ubica junto al puerto y el paseo marítimo con gran cantidad de comercios y servicios (supermercados, centros de salud, centros educativos, etc.), el tradicional Mercado de Santa Catalina y reúne óptimas conexiones por carretera y transporte público.

En el barrio de Santa Catalina – Son Armadans – Maritim los precios han aumentado un 5,9% anual hasta los 4.976 euros el metro cuadrado según el marketplace inmobiliario, por encima del precio medio de la ciudad. A pesar de mantener una tendencia alcista, es la zona donde menos han subido los precios de la capital, después de haber alcanzado su pico también en agosto de este año.

Sin embargo, si realizamos una búsqueda más precisa del que deseamos que sea nuestro nuevo hogar aplicando determinados filtros la oferta se reduce al 8% del total de las propiedades de segunda mano en venta en toda la ciudad. Concretamente, solo 25 viviendas guardan ciertas características en el barrio de Santa Catalina: piso de segunda mano en buen estado, 2-3 habitaciones, armarios empotrados, 2 baños, exterior, con terraza, ascensor y aire acondicionado. 

Si estas son las cualidades que te interesan para tu futura casa en Palma, no dejes de visitar estas dos oportunidades en venta recién reformadas en Calle Soler (con la ventaja de que se entrega completamente amueblado) y Calle Rossiñol.